Acortar la cadena de publicidad online

Periódicamente los noticieros nos martillean con las protestas de tal o cual categoría, que se queja de ganar poco (o gastar demasiado) por la longitud excesiva del dado.

Este problema, desde mi punto de vista, también está presente en nuestro mundo, el de la web, en el sector de la publicidad online, como nos cuenta en la agencia de publicidad niveldecalidad.com.

Editor, concesionario, centro de medios, anunciante

Repasemos los 4 pasos a la inversa, simplificando los conceptos tanto como sea posible:

El anunciantes (obviamente estamos hablando de grandes marcas, de gastador) tienen un gran presupuesto para gastar en publicidad. Por diversas razones, deciden no gestionar la cosa de forma interna / directa. Por lo tanto, confían en centros de medios, entidades que se ocupan de invertir el presupuesto de los anunciantes de la mejor forma posible, repartiéndolo entre los distintos medios (online pero sobre todo offline). Este presupuesto es «interceptado» (de hecho, yo diría «impugnado») por concesionarios, quien a su vez lo clasifica por editores con el que han firmado un acuerdo.

En otras palabras, generalmente hay 2 filtros entre el editor y el anunciante, filtros que alargan la cadena de suministro y conducen a una reducción significativa de lo que el editor se embolsa al final del proceso: el centro de medios quiere su parte y el concesionario. generalmente propone al editor un acuerdo donde los porcentajes son del orden del 50% -50%.

Pero corta a los intermediarios …

… A menudo no es posible. Por ejemplo, debido al hecho de que el centro de medios no tiene tiempo / ganas de hablar sobre miles de temas, y menos si son pequeños. Y por ello prefiere tratar solo con un número muy limitado de concesionarios, un número que (hasta la nariz) podría reducir aún más en los próximos meses / años, debido a un «efecto imán» que lleva a las grandes empresas a incorporar siempre nuevos unos sitios (y por tanto crecen cada vez más) y los pequeños encogerse (y, en consecuencia, perecer).

Otro punto, el estancamiento del mercado Mostrar anuncio, de banners vendidos “tanto por kilo”, lo que está empujando a los editores a buscar nuevas fuentes de ingresos.

Entre ellos se encuentran los «proyectos especiales», iniciativas de comunicación que van más allá de la simple inserción de un anuncio en una página del sitio web y que, por tanto, no pueden gestionarse como una simple compra y venta de espacios publicitarios, sino que requieren una fuerte interacción entre editor y anunciante. Y esta interacción no se puede gestionar con 2 pasos intermedios, so pena del efecto «teléfono inalámbrico» (= suma de errores que deforman el mensaje al pasar de un sujeto a otro) con la consecuente acumulación de problemas y fuertes retrasos en el inicio del mensaje. Campaña.

Y finalmente está el caso de algunos grandes sujetos (tanto estos editores más que concesionarios) que, por relaciones históricas y / o adquiridas a lo largo del tiempo, ahora tratan directamente con el anunciante, saltándose consecuentemente el media center que no puede aportar ningún añadido. valor para la negociación.

Algunos piensan que los centros de medios ahora están en agonía.
Creo que uno de los dos sujetos en el centro de la cadena de suministro tarde o temprano desaparecerá, o se “fusionará” con el otro.

Deja un comentario